Imagina despertarte cada mañana con la sensación de congestión nasal persistente, presión facial y dificultad para respirar correctamente.

La sinusitis crónica, lejos de ser una molestia pasajera, puede transformarse en un desafío diario que afecta tu bienestar de manera continua.

Este obstáculo, sin embargo, tiene soluciones y en este artículo te guiaremos a través de todo lo que necesitas saber sobre la sinusitis crónica, desde sus síntomas y causas hasta los tratamientos disponibles y los cuidados necesarios para disfrutar de tu vida sin las limitaciones que esta afección puede imponer.

¿Qué es la sinusitis crónica?

La sinusitis crónica se define por la inflamación persistente de los senos paranasales que puede durar semanas, meses o incluso años, provocando síntomas molestos y molestias constantes, a menudo afectando la calidad de vida de quienes la padecen.

La inflamación puede deberse a diversas razones, desde infecciones persistentes hasta factores anatómicos.

Esta condición puede afectar uno o varios de los senos paranasales, que son cavidades llenas de aire detrás de los huesos de la frente, los pómulos, la nariz y los ojos.

Síntomas

Los síntomas de la sinusitis crónica pueden variar en intensidad y duración. Algunos de los más comunes incluyen:

  • Congestión nasal persistente.
  • Dolor o presión facial en la zona de los senos paranasales.
  • Secreción nasal espesa y descolorida.
  • Pérdida del sentido del olfato.
  • Dolor de cabeza.
  • Tos persistente, especialmente por la noche.
  • Fatiga.

Es importante destacar que estos síntomas pueden ser constantes o aparecer en episodios recurrentes.

Causas

La sinusitis crónica puede ser desencadenada por diversas causas, como:

  • Infecciones bacterianas o fúngicas recurrentes.
  • Alergias nasales.
  • Pólipos nasales.
  • Desviación del tabique nasal.
  • Factores ambientales, como el humo o la contaminación.

Riesgos

Algunos factores pueden aumentar el riesgo de padecer sinusitis crónica, como tener sistemas inmunológicos comprometidos, alergias, asma, antecedentes de infecciones sinusales recurrentes o anormalidades estructurales en la nariz.

Diagnóstico de la sinusitis crónica

El diagnóstico preciso de la sinusitis crónica es fundamental para determinar el curso adecuado de tratamiento y puede incluir: 

  • Análisis de los síntomas y antecedentes médicos
  • Examen físico de la nariz y los senos paranasales
  • Tomografía computarizada (TC) de los senos paranasales.
  • Endoscopia nasal.
  • Cultivos nasales para identificar patógenos específicos.

Tratamientos para la sinusitis crónica

Los tratamientos para la sinusitis crónica varían según la causa subyacente y la gravedad de los síntomas.

Tratamientos conservadores

  • Antibióticos y corticosteroides nasales: para tratar infecciones bacterianas o reducir la inflamación.
  • Lavados nasales: ayudan a limpiar los senos paranasales y aliviar la congestión.
  • Antihistamínicos y descongestionantes: útiles para controlar alergias y reducir la congestión nasal.

Tratamientos especializados

  • Inmunoterapia: para pacientes con alergias nasales crónicas.
  • Pólipos nasales: en algunos casos, se pueden requerir procedimientos para eliminar los pólipos nasales que obstruyen los senos paranasales.

Cirugía endoscópica nasal

En casos graves o resistentes al tratamiento, la cirugía endoscópica nasal puede ser una opción. Este procedimiento se realiza bajo anestesia general y utiliza un endoscopio nasal delgado con una cámara en su extremo.

Miremos en detalle los aspectos clave de esta intervención:

  • Procedimiento

La cirugía endoscópica nasal implica el uso de un endoscopio delgado con una cámara para visualizar el interior de la nariz y los senos paranasales. Las herramientas quirúrgicas se introducen a través de pequeñas incisiones.

  • Duración

El tiempo de duración de la cirugía varía según la complejidad, pero generalmente es un procedimiento ambulatorio que no requiere hospitalización prolongada.

  • Riesgos

Si bien la cirugía endoscópica nasal es segura, como cualquier procedimiento quirúrgico, conlleva riesgos como sangrado, infección o cambios temporales en el olfato.

  • Recuperación

La recuperación después de la cirugía endoscópica nasal varía, pero muchos pacientes pueden retomar sus actividades normales en unos pocos días.

  • Indicaciones

La cirugía puede recomendarse en casos de pólipos nasales, desviaciones del tabique nasal, sinusitis fúngica crónica u otras condiciones que no responden adecuadamente al tratamiento convencional.

Quizá te interese leer: Laringitis y enfermedades inflamatorias laríngeas.

Prevención y cuidado continuo

Una vez tratada, la sinusitis crónica requiere un enfoque continuo para prevenir recurrencias. Es fundamental:

  • Seguimiento otorrinolaringológico

Las revisiones periódicas con un especialista ayudan a monitorear la salud sinusal y ajustar el plan de tratamiento según sea necesario.

  • Cuidados a largo plazo

Estos cuidados a largo plazo pueden ayudar a reducir la frecuencia y gravedad de los episodios de sinusitis crónica, así como a mantener una salud sinusal óptima. Siempre es importante seguir las recomendaciones médicas específicas para cada situación.

  • Lavados nasales

Realizar lavados nasales con solución salina o agua salada de manera regular para mantener las fosas nasales limpias y reducir la acumulación de mucosidad.

  • Evitar alérgenos

Identificar y evitar los desencadenantes alérgicos, como el polen, el polvo o los ácaros, para prevenir la irritación de los senos paranasales.

  • Humidificación

Mantener un ambiente con una humedad adecuada, especialmente en lugares secos o durante estaciones con aire seco, usando humidificadores para evitar la sequedad nasal.

  • Dieta saludable

Consumir alimentos ricos en vitamina C y antioxidantes para fortalecer el sistema inmunológico y reducir la susceptibilidad a infecciones sinusales.

  • Higiene personal

Mantener una buena higiene personal, incluyendo el lavado frecuente de manos, para reducir la propagación de gérmenes que pueden causar infecciones sinusales.

  • Control de alergias

Seguir el tratamiento recomendado por un alergólogo para controlar las alergias, ya sea mediante medicamentos o inmunoterapia, si es necesario.

  • Evitar el humo

Evitar el humo del tabaco y la exposición a otros irritantes ambientales, ya que pueden irritar los senos paranasales y empeorar los síntomas de la sinusitis.

  • Consultas médicas regulares

Realizar revisiones periódicas con un especialista en otorrinolaringología para un seguimiento adecuado y ajustar el tratamiento según sea necesario.

Otorrinología Nasal en Málaga

En MaxOrl, nuestro equipo de especialistas en otorrinolaringología nasal ofrece diagnóstico, tratamiento y seguimiento personalizado para pacientes con sinusitis crónica.

Con tecnología de vanguardia y un enfoque integral, estamos comprometidos con la salud y el bienestar de nuestros pacientes.

Contáctanos para más información.

Loading...